Divulgación

En el presente año 2021 el Instituto de Química Física Rocasolano (IQFR) alcanza los 75 años de actividad en el edificio Rockefeller

En el presente año 2021 el Instituto de Química Física Rocasolano (IQFR) alcanza los 75 años de actividad en el edificio Rockefeller en la calle Serrano de Madrid.  El 1 de marzo de 1946 (B.O.E.- del 4.04.1946) el C.S.I.C. creaba el Instituto de Química Física “A.G. de Rocasolano”, mediante un decreto del Ministro de Educación J. Ibáñez Martín. El instituto estaba formado inicialmente por las Secciones de Química-Física pura, Electroquímica, Química-Física de los procesos industriales y Química-Física biológica (1). Además, formaban parte del mismo otras Secciones localizadas en las Universidades de Madrid, Barcelona, Santiago, Sevilla, Zaragoza y Valladolid. El primer Director fue el Prof. Antonio Rius (1890-1973), con Octavio R. Foz (1908-1973) como Vicedirector y Manuel Colomina (1915-1995) como Secretario. El grupo más numeroso de investigadores provenía de la Sección de Química-Física del Instituto de Química Alonso Barba, que dirigía el propio Rius, completado con personal del Instituto de Física Alonso de Santa Cruz, centros creados en noviembre de 1939 al mismo tiempo que el propio CSIC. (1)

 El nuevo instituto, y sus dos predecesores, tenían como sede el edificio Rockefeller, un modélico edifico de investigación construido en 1932 para el Instituto Nacional de Física y Química de la Junta para la Ampliación de Estudios (1) (2) y que, afortunadamente, había sobrevivido intacto al desastre de la guerra.  A mediados de la década de los 60 los institutos Alonso Barba y Alonso de Santa Cruz se trasladaron a nuevos edificios, y el IQFR se expandió hasta ocupar la totalidad del edificio Rockefeller. En las dos décadas siguientes un numeroso grupo de investigadores diseñó y desarrolló en el IQFR técnicas instrumentales avanzadas únicas en España, apoyados en sus excelentes servicios técnicos (mecánico, soplado de vidrio, eléctrico y electrónico), infraestructuras (producción nitrógeno líquido, nieve carbónica, sistemas de distribución de gases, refrigeración, etc.) y en la mejor biblioteca-hemeroteca de Química y Física del país. Muchos de estos investigadores y técnicos lideraron el posterior desarrollo del propio Instituto (1), así como la creación de nuevos Institutos del CSIC (Catálisis, Estructura de la Materia) y de laboratorios universitarios de varias especialidades de la Química-Física, contribuyendo en gran medida a nuestro actual sistema de Ciencia y Tecnología.

1- Física y Química en la colina de los chopos. 75 años de investigación en el edificio Rockefeller. C. González y A. Santamaría eds. CSIC, 2009.

2- Biblioteca BIQFR