Investigacion-oculto

La idea de que la luz láser intensa puede intervenir y modificar procesos dinámicos en la materia ha sido ampliamente demostrada, y se ha aplicado tanto en fases gaseosas como condensadas.

El objetivo central de los esquemas de control con láser ha sido la modificación de los productos o sus estados cuánticos en procesos químicos, ya que la luz láser adecuadamente “moldeada” puede cambiar el rumbo dinámico de un mecanismo químico hacia determinados objetivos. Una característica fundamental de los procesos químicos es su carácter “direccional”, o estereoquímica, es decir, las direcciones que adquieren los productos de una reacción en el espacio tridimensional, una vez fijadas las direcciones y ángulos relativos de los reactivos. La posibilidad de tener control láser de esta propiedad era algo apenas explorado en el pasado. En este trabajo se demuestra, para el caso del yoduro de metilo, una molécula halogenada de cinco átomos, que si la ruptura del enlace carbono-yodo tiene lugar en presencia de un campo láser infrarrojo intenso, su estereodinámica se ve profundamente afectada, y además la intensidad de este láser puede emplearse como “palanca” externa para ejercer control sobre la misma.

María E. Corrales, Rebeca de Nalda y Luis Bañares, Strong laser field control of fragment spatial distributions from a photodissociation reaction. Nature Communications. DOI: 10.1038/s41467-017-01139-6.

Enlace a la noticia en la web del CSIC